• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Los Futuros Métodos Educativos

Estos tres factores - instinto, intelecto e intuición - dan la tónica para las tres instituciones escolares a través de las cuales deberá pasar todo joven. (La Educación en la Nueva Era, pág. 96)

 

Me refiero sólo al aspecto institucional de los sistemas de educación y a los comprobados efectos producidos en la juventud de todas las naciones sometidas a esos sistemas. Los objetivos que el educador institucional ha puesto ante sí han sido estrechos y el resultado obtenido por su enseñanza y su obra ha producido un ente egoísta, de tendencias materialistas, cuyo principal objetivo ha sido el propio mejoramiento en sentido material.

 

Esto se fomentó considerablemente donde existía ambición individual, la que podía llevar al niño a trabajar voluntariamente para lograr la estrecha meta egoísta del educador. El idealismo natural del niño (qué niño no es un idealista nato?) ha sido paulatina y constantemente reprimido por el peso del materialismo de la maquinaría educativa mundial y por el prejuicio egoísta de la economía mundial en sus numerosos aspectos, además de haber puesto siempre el acento en la necesidad de ganar dinero. (La Educación en la Nueva Era, pág. 114)

 

En consecuencia, debe elaborarse un sistema de educación mejor que el actual, que presente a la humanidad la posibilidad de vivir de tal manera que se derriben las barreras existentes, desaparezcan los prejuicios y se le dé un entrenamiento al niño en desarrollo, que lo capacite para vivir en armonía y buena voluntad con los demás hombres cuando alcance su mayoría de edad. Esto puede hacerse si se cultiva la paciencia y la comprensión, y si los educadores se dan cuenta de que "dónde no hay visión los pueblos perecen". 

Un sistema internacional de educación que surgiera de una conferencia de educadores

dotados de amplitud mental, con autoridades educativas y representativas de todos los países,

constituye hoy una apremiante necesidad y sería un factor de éxito para conservar la paz

mundial. Ya se ha hecho algo en este sentido y, en la actualidad, grupos de educadores se

reúnen para discutir la conformación de un mejor sistema de educación que garantice la

enseñanza de la verdad en forma imparcial y sin prejuicios, a los niños de las distintas

naciones (empezando por los millones que actualmente demandan ser educados)...

 

Cuando la juventud del futuro -aquellos que se están educando con los principios

propuestos sea civilizada y culta y responda a la ciudadanía mundial, tendremos un mundo

de hombres despiertos, creadores y poseedores de un verdadero sentido de los valores, con

una perspectiva sólida y constructiva sobre los asuntos mundiales. Realizar todo esto llevará

mucho tiempo, pero no es imposible, la historia misma lo ha probado.

(La Educación en la Nueva Era, págs. 100-101)

 

Todos los niños poseen cierto acervo que debe enseñárseles a emplear y compartir

con toda la humanidad sin tener en cuenta la raza o la nacionalidad. Por consiguiente, en el

futuro, los educadores deberán insistir sobre:

 

1. El desarrollo del control mental de la naturaleza emocional.

 

2. La visión o la capacidad de ver más allá de lo que es, hasta lo que debe ser.

 

3. El conocimiento heredado de los hechos, sobre lo cual se puede construir la sabiduría

del futuro.

 

4. La capacidad inteligente para manejar las relaciones y reconocer y asumir

 

5. El poder para emplear la mente de dos maneras:

 

a. Como "sentido común" (dándole a esta palabra su antiguo significado),

analizando y sintetizando la información suministrada por los cinco sentidos.

 

b. Como faro que penetra en el mundo de las ideas y de la verdad abstracta. El

conocimiento proviene de dos direcciones. Es el resultado del empleo inteligente

de los cinco sentidos y se desarrolla al tratar de captar y comprender las ideas;

ambos son complementados por la curiosidad y la investigación.

(La Educación en la Nueva Era, pág. 94)

 

La nueva educación considerará al niño teniendo en cuenta su herencia, posición

social, condiciones y medio ambiente, su capacidad mental y emocional individuales, y

tratará de abrirle las puertas al mundo del esfuerzo, indicándole que las barreras aparentes

que se oponen al proceso son únicamente acicates para renovados esfuerzos, tratando así de

sacarlo (que es el verdadero significado de la palabra educar) de las condiciones que lo

limitan, entrenándolo para que piense en términos de una ciudadanía mundial constructiva.

 

Progreso y más progreso es lo que se deberá recalcar.

 

El educador del futuro encarará el problema de la juventud desde el punto de vista de

la reacción instintiva del niño, de su capacidad intelectual y de su potencialidad intuitiva: En

la infancia y en los primeros grados de la escuela debe observarse y cultivarse el desarrollo

de las reacciones instintivas correctas; en los grados superiores, en la enseñanza media o

escuela secundaria, se acentuará el desarrollo intelectual y el control de los procesos

mentales, mientras que en la universidad y en la enseñanza superior se fomentará el

desarrollo de la intuición, la importancia de los ideales e ideas y el desenvolvimiento del

pensamiento abstracto y de la percepción; este último aspecto se basará firmemente en el

sólido cimiento intelectual anterior.

(La Educación en la Nueva Era, pág. 96)

 

La Ciencia de Impresión... será oportunamente el objetivo principal de los sistemas

educativos que estarán en actividad al final de la nueva era, nueva era que se acerca muy

rápidamente:

(El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 263)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk